Cerrar sesiones de usuario en Gnome | Algo de Linux

domingo, 29 de abril de 2012

Cerrar sesiones de usuario en Gnome

A veces nos interesa cerrar la sesión de un usuario por ejemplo, tras un tiempo de inactividad, como comentaba en un viejo artículo del año 2007 (http://enavas.blogspot.com.es/2007/12/cerrar-sesin-de-usuarios-tras-un-tiempo.html) o por ejemplo para activar una serie de cambios que hayamos realizado en su cuenta que requieran volver a iniciar la sesión.

Para hacerlo tan sólo tenemos que usar el comando gnome-session-save, que nos permite salvar y finalizar una sesión o simplemente finalizarla sin salvar. La primera posibilidad nos va a permitir guardar una instantánea de las aplicaciones que estén corriendo durante la sesión para después  restaurarla en el siguiente inicio de sesión.

gnome-session-save tiene diferentes parámetros que nos servirán para indicarle al gestor de sesiones lo que queremos hacer.

Para cerrar una sesión desde un terminal, ejecutaremos:

$ gnome-session-save --logout

Y la sesión se cerrará a menos que el cierre de sesión haya sido inhibido por alguna aplicación.

Para forzar el cierre de sesión cuando hay aplicaciones en la sesión que no responden o se encuentran ocupadas, podemos hacer un:

$ gnome-session-save --force-logout

Si queremos cerrar la sesión y que se muestre el cuadro de diálogo estándar de cierre de sesión, ejecutaremos:


$ gnome-session-save --logout-dialog

Y si queremos cerrar la sesión mostrando el cuadro de diálogo de apagar, reiniciar o suspender:


$ gnome-session-save --shutdown-dialog

Por defecto, los errores se redirigen a la salida del terminal. Si queremos que se muestren mediante cuadros de diálogo, añadimos la opción --gui. Por ejemplo:

$ gnome-session-save --logout --gui

Cabe mencionar que las opciones --kill y --silent que usábamos antiguamente se consideran ya obsoletas.