Rootear dispositivos con sistema operativo Android | Algo de Linux

domingo, 12 de febrero de 2012

Rootear dispositivos con sistema operativo Android

Aquí tenéis un artículo muy sencillito  y bien explicado de Sagrario Pedraza Labrador en el que se explica la utilidad de "rootear" dispositivos con sistema operativo Android y, a modo de ejemplo, como "rootear" el smarphone Motorola Defy.

Android es un conjunto de software que incluye un sistema operativo basado en el kernel de Linux + un conjunto de aplicaciones.
Android no es un GNU/Linux estándar como las distribuciones que existen para PC (Debian, Ubuntu ...), pero sí podemos decir que Android incorpora como motor del sistema operativo el kernel de Linux. ¿Qué implica ésto? Pues que ciertas características del sistema vienen del mundo Linux.
Un sistema Linux es multiusuario, y, como tal, muchos usuarios pueden estar interactuando a la vez con el sistema sin interferirse unos a otros. Entre todos los usuarios hay uno especial que es el administrador del sistema y este usuario administrador se llama root. De este modo:
  • Cada uno de los usuarios del sistema tiene una serie de privilegios limitados.
  • El usuario root tiene todos los privilegios sobre el sistema.
Entonces, ¿qué es rootear un dispositivo Android? Rootear consiste en realizar modificaciones en nuestro sistema para conseguir tener privilegios de root.
Hace años era más o menos difícil rootear un dispostivo, pero hoy en día hay una gran cantidad de aplicaciones que nos permiten conseguirlo de una manera muy fácil y con unos simples clics.
¿Qué beneficios nos aporta rootear nuestro terminal?
  • Mejorar el rendimiento de nuestro dispositivo cambiándole el sistema. A veces, el sistema que incorpora el dispositivo no tiene un buen rendimiento o incluso tiene fallos, como nos sucedía a algunos usuarios de Motorola Defy, en el que se bloqueaban las llamadas salientes ocasionalmente y había que reiniciar el terminal.
  • Tener versiones del sistema más actualizadas que las que nos proporciona el fabricante o el operador telefónico.
  • Poder utilizar aplicaciones que requieren privilegios de root superútiles como Titanium Backup, aplicaciones de captura de pantalla, etc...
  • Poder modificar aspectos del sistema como activar la radio FM o retocar ficheros de configuración del sistema con un editor de textos.
Una desventaja que se suele mencionar siempre es que modificar el sistema de nuestro dispositivo puede anular la garantía del mismo. Pero, eso no tiene por qué ocurrir. El proceso de rooteo es reversible y si vamos a cambiar el sistema, antes podemos hacer un backup del original para restaurarlo antes de tener que enviarlo al servicio técnico.
Bueno, pues ahora que ya sabemos de qué va el tema, como ejemplo práctico, vamos a ver cómo rootear el terminal Android Motorola Defy, utilizando SuperOneClick, una aplicación que permite rootear la mayoría de los teléfonos Android.
Necesitaremos:
Como las aplicaciones son para Windows, si el sistema operativo de nuestro ordenador es Linux, tendremos que usar wine o una máquina virtual Windows.

  • Lo primero que haremos será instalar los drivers USB en nuestro ordenador y reiniciarlo.





  • La aplicación SuperOneClick no requiere instalación. Tan sólo descomprimimos el archivo descargado desde http://shortfuse.org/ en una carpeta
  • A continuación activamos el modo de Depuración USB en el teléfono marcando la casilla "Depuración USB" en:  Menú -> Ajustes -> Aplicaciones -> Desarrollo.

  • Después conectamos el teléfono mediante el cable USB a nuestro ordenador. Al conectarlo, en el teléfono elegiremos el modo de conexión "Solo cargar" (No elegir modo de almacenamiento)
  • Abrimos la carpeta que contiene SuperOneClick en el ordenador y ejecutamos SuperOneClick.exe como administrador.

  •  Se nos abrirá la aplicación.

  • Hacemos clic en el botón “Root” para que comience el proceso de rooteo.

  • Una vez que termine, ya tendremos nuestro teléfono rooteado. Cerramos SuperOneClick, desactivamos "Depuración USB" y reiniciamos el teléfono.

Si en algún momento tuviéramos que "des-rootear"el teléfono, por ejemplo, para mandarlo al servicio técnico:
  1. Activaríamos el modo "Depuración USB".
  2. Conectaríamos el teléfono al ordenador mediante el cable USB.
  3. Abriríamos SuperOneClick.
  4. Ejecutaríamos SuperOneClick.exe como administrador.
  5. Pulsaríamos el botón "Unroot" y lo habríamos des-rooteado.