Compilar e instalar aplicaciones desde código fuente | Algo de Linux

domingo, 18 de noviembre de 2007

Compilar e instalar aplicaciones desde código fuente

Compilar aplicaciones

En muchas ocasiones el software que queremos instalar no está empaquetado en nuestra distribución, o lo está pero nos interesa compilarlo para adaptarlo a la configuración de nuestra máquina. En estas ocasiones habrá que recurrir a la consola.

A la mayor parte de los usuarios les dá pánico tener que recurrir a una consola de texto, y más aún pensar en compilar un programa para instalarlo. Si bien hay que decir que en la mayoría de los casos suele ser una tarea bastante sencilla que se hace básicamente con tres órdenes: configure, make y make install.

Lo primero que tenemos que hacer es descomprimir el archivo comprimido que contiene el código fuente del programa que queremos instalar. Tendrá extensión .tar.gz o .tar.bz2. Para descomprimirlo, abrimos una consola y tecleamos la siguiente orden:

$ tar xvzf nombredelprograma.tar.gz (si tiene extensión .tar.gz)
ó
$ tar xvjf nombredelprograma.tar.bz2 (si tiene extensión .tar.bz2)

Una vez descomprimido el archivo, veremos que se ha creado un directorio con el mismo nombre que el archivo que acabamos de extraer, sin la extensión .tar.gz ó .tar.bz2.

Cambiamos a ese directorio tecleando la orden:

$ cd nombredelprograma

Una vez dentro del directorio, debemos leer dos archivos: Uno llamado README y otro llamado INSTALL. En ellos encontraremos las instrucciones de instalación así como las dependencias de otros paquetes.

A continuación deberemos configurar los archivos que nos permitirán compilar el programa.

$ ./configure

Si quisiéramos instalar el programa en otro lugar diferente del que viene predeterminado en el paquete, lo especificaríamos con el parámetro --prefix=directorio donde queremos instalarlo:

$ ./configure --prefix=/usr/local

Al ejecutar ./configure veremos una gran cantidad de mensajes en la consola.

Si nuestro sistema dispone de todo lo necesario para llevar a cabo la compilación de forma satisfactoria, se nos informará en el último mensaje mostrado.

En el caso de que se produzca algún error, deberemos prestar atención a los últimos mensajes mostrados para tratar de solucionar el problema que se haya detectado en nuestro sistema. En ocasiones nos falta algún paquete necesario para la aplicación. Si es así, lo instalaremos y volveremos a ejecutar el ./configure hasta que no nos falten paquetes por instalar.

Si todo fue bien, ya podemos pasar al siguiente punto, que será compilar nuestra aplicación. Eso lo haremos con la orden:

$ make

Dependiendo de la complejidad de la aplicación, del número de archivos de código fuente que la compongan, de la velocidad de nuestro procesador y del rendimiento de nuestro sistema, el proceso puede durar desde pocos segundos hasta varias horas.
Durante todo este tiempo, la consola irá mostrando todo lo que se está haciendo, y tal vez se muestren algunos mensajes de aviso o de error.
En caso de errores, la compilación se detendrá, aunque lo normal es que no ocurra ningún error en este proceso.

Compilaremos nuestras aplicaciones con un usuario normal, pero, para poder instalarlas, necesitaremos tener privilegios de root. Para ello haremos:

$ su

Nos pedirá la contraseña de root. La introduciremos y , finalmente, ya como root, instalaremos la aplicación con el comando:

# make install

Si todo fue bien y no ocurrió ningún error, nuestra aplicación ya estará lista para ser usada.

1 comentario:

Francisco Quintero dijo...

Muy útil esta entrada, lastimosamente las dependencias no me permitieron seguir en lo que quería hacer.